12 junio, 2006

Relaciones públicas en Guantánamo

"buena operación de relaciones públicas".


Así calificó
La subsecretaria de Estado adjunta para la Diplomacia, Colleen Graffy al suicidio de tres presos de la prisión de Guantánamo demostrando una compasión sin precedentes.

Graffy dijo que los tres presos, dos saudíes y un yemení, no tenían aprecio por sus vidas ni por las vidas de quienes los rodeaban. Inexplicable situación, ¡Con lo bien que se esta en este sitio!
Para más inri uno de los presos iba a ser liberado, pero por cuestiones de "¿donde coño lo dejamos?", no se lo habían comunicado.

Por si alguien andara despistado, desde que en septiembre de 2001 Estados Unidos lanzó su guerra global contra el terrorismo, cientos de hombres han permanecido recluidos, sin asistencia legal, encausamiento o la protección de las Convenciones de Ginebra para prisioneros de guerra y sin cargos por supuestos crímenes, en la base naval de EEUU en Bahía de Guantánamo.
Actualmente hay unos 460 detenidos en Guantánamo, algunos de los cuales llevan allí más de cuatro años sin que se hayan presentado cargos contra ellos. El Comité de la ONU contra la Tortura pidió a Estados Unidos cerrar la prisión y enjuiciar a los detenidos o dejarlos libres.

Nuestros liberaloides exgobernantes del PP afirmán hoy sin temor que hacemos el ridículo en política internacional y que el gobierno ha roto lo que ellos tan sabiamente habían logrado.
Sí, sí, ellos habían situado a España el camino de "la verdad absoluta" de las armas de destrucción masiva en Irak que nos llevó a una de las Guerras más absurdas de los últimos tiempos.
Eramos los mejores amigos de los que sin rubor mantienen en ese tipo de prisiones a seres humanos.
Eramos los socios de los que afirman que el suicidio de tres de esos seres humanos no es más que una operación de relaciones públicas.



3 comentarios:

atroma dijo...

Jesús has estado muy bien, hasta que has llegado a la ultima columna, y el caso, es que aun no se porque la has introducido, vinculándola con el pp.

Saludos.

Jesús dijo...

Hola de nuevo Atroma.
Supongo que estas referencias al pasado cada vez tendrán menos sentido en el futuro, (o no, eso depende del futuro), pero si hubo algo que realmente me hizo daño en las decisiones políticas del gobierno anterior fue esa guerra.
Se que el artículo no iba por ahí, pero aún sigo viendo en diferentes foros de la derecha la defensa que se hace de la política de los EE.UU. En ninguno de ellos se menciona nada sobre esta situación. No hace mucho Rajoy echaba en cara al gobierno su política internacional y sin poder evitarlo viene a mi cabeza la mentira de IRAK, quizá lo único que no podamos perdonar al PP los que pensamos de otra manera.
Se que EE.UU no es el único país que comete atrocidades en el mundo, pero de lo que si estoy seguro es de que es uno de los pocos que podría evitar cometerlas.
Un saludo

atroma dijo...

Saludos Jesús, yo en cambio lo veo de otra forma, sin ánimos de defender a eeuu, a mi estos me importan una coliflor hervida, son ellos mismos quienes lo denuncian, son ellos mismos, no el gobierno, asociaciones y ongs, las que piden el cierre de Guantánamo, son ellos mismos los que los publican en los medios, y nos enteramos todos, son ellos mismos quienes pueden decidir, con su presión interna, el cierre de Guantánamo, y otros aptitudes que poco tienen que ver con los tiempos.

Con más o menos aciertos, Jesús, la oposición se hace desde dentro, y no desde fuera y con imprudencias, no menospreciando, y llevando a cabo políticas de enfrentamiento.

Como usted bien dice, en muchos sitios se producen atrocidades, violaciones de los derechos fundamentales, con el único inconveniente, de que estos no traspasan sus fronteras, son ocultadas.

No por ello defiendo lo que ocurre en Guantánamo, solo tiene una palabra, abominable, es algo que deben mejorar, pero desde dentro, donde no se fragua el odio, sino la critica.