29 junio, 2006

Sobre el inicio del diálogo con ETA, Rodriguez Zapatero

Discurso del Presidente

ETA declaró el 23 de marzo pasado, por primera vez, un alto el fuego permanente. Por primera vez, después de tres años sin atentados mortales y, por primera vez en situaciones de este tipo, habiendo desaparecido prácticamente la totalidad de sus acciones.

En distintos momentos del periodo democrático hemos tenido expectativas de poder alcanzar el fin de la violencia. Los gobiernos sucesivos, tanto de Felipe González como de José María Aznar, intentaron alcanzare la paz. No fue posible. Lo intentaron de buena fe y, desde aquí, mi reconocimiento a esos esfuerzos que en su día hicieron.

Lo singular de la situación no es tanto lo que ETA ha dejado de hacer, sino lo que los demócratas hemos hecho durante todos estos años, defendiendo los valores democráticos, defendiendo los valores constitucionales y, de manera muy singular, todos los ciudadanos de nuestro país.

El objetivo de todos los gobierno ha sido la erradicación de la violencia en el País Vasco y en el resto de España. Para ello ha habido distintos procesos de diálogo y de acuerdos entre fuerzas políticas, destinados a fortalecer el Estado de Derecho. Quiero desde aquí hacer un reconocimiento a todos los servidores del Estado de Derecho. En su tarea, en la que han realizado y en la que realizan en estos momentos.

En estos largos años, todos los gobiernos han intentado alcanzar la paz desde un compromiso amplio de convivencia. Manteniendo un principio esencial: La democracia no va a pagar ningún precio político por alcanzar la paz. Y defendiendo que el proceso de pacificación y normalización del País Vasco es una tarea de todas las fuerzas políticas. Así se ha recogido en distintas resoluciones institucionales.

Precisamente al amparo de la resolución adoptada por el Congreso de los Diputados en mayo de 2005, quiero anunciarles que el Gobierno va a iniciar un diálogo con ETA, manteniendo el principio irrenunciable de que las cuestiones políticas sólo se resuelven con los representantes legítimos de la voluntad popular. Así lo ha anunciado el Ministro del Interior a todas las fuerzas políticas con representación parlamentaria esta mañana. Quiero agradecer la actitud de todas las fuerzas políticas y quiero subrayar que la forma de realizar este anuncio a la opinión pública es responsabilidad exclusiva del Gobierno.

He reiterado en más de una ocasión que el proceso va a ser largo, duro y difícil. Lo abordaremos con decisión y con prudencia; con unidad y con lealtad y siempre, siempre, respetando la memoria de las víctimas.

Quiero también establecer principios básicos sobre el futuro de Euskadi. Y para ello, quiero hace una apelación a los ciudadanos, a las formaciones políticas y a la sociedad vasca en general. Los ciudadanos de Euskadi disfrutan del mayor autogobierno que han tenido nunca en su historia. Con el Estatuto de Gernika, elaborado al amparo de la Constitución de 1978, decidieron los ciudadanos vascos libremente su futuro. Desgraciadamente han persistido la violencia, la coacción y el terrorismo. Tenemos la oportunidad de poner fin a esta situación y, desde los principios del pasado, desde los principios democráticos les digo, que el Gobierno respetará las decisiones que los ciudadanos vascos adopten libremente, respetando las normas y procedimientos legales, los métodos democráticos, los derechos y libertades de los ciudadanos y en ausencia de todo tipo de violencia y de coacción.

En más de una ocasión me han escuchado decir que el futuro de Euskadi exige un gran acuerdo de convivencia política, concretamente, en el debate sobre el Plan Ibarretxe. Si vivimos juntos, afirmé en aquella ocasión, decidimos juntos. Un gran acuerdo político de convivencia. Por eso, el Gobierno entiende que los acuerdos entre las distintas formaciones políticas de Euskadi han de alcanzarse con el máximo consenso posible, respetando la pluralidad política de Euskadi y en igualdad de oportunidades para todas las formaciones.

Voluntad democrática, sujeción a la legalidad, amplio acuerdo político que recoja el pluralismo de la sociedad vasca .Esas son las reglas, reglas que valen también para la participación en la vida política institucional, para las formaciones políticas .Por ello quiero reiterarles que el Gobierno va a mantener la vigencia de la Ley de Partidos.

Durante años, todos los demócratas hemos intentado que aquellos que no aceptaban, que no han aceptado la voluntad democrática de los vascos, acepten las reglas del juego. Tenemos esa oportunidad y trabajaremos para que eso se pueda consumar.

Quiero dirigirme ahora a la sociedad vasca. La paz es una tarea de todos. La paz será fuerte si tiene profundas raíces sociales, si abarca el conjunto de la sociedad vasca. Hoy, yo entiendo que los partidos políticos, los agentes sociales, económicos, sindicales deben adoptar acuerdos para ese pacto de convivencia, a través de los métodos de diálogo que estimen oportunos y por supuesto a través de los métodos democráticos para trasladar dichos acuerdos a los distintos ámbitos institucionales.

Voy terminando. Quiero expresar el compromiso absoluto del Gobierno y el mío personal con los valores, principios y reglas de la Constitución de 1978, que ha representado un éxito colectivo para nuestra convivencia.

Soy plenamente consciente de que los ciudadanos tienen un gran anhelo de paz y una exigencia de máximo respeto a las víctimas del terrorismo y a sus familias. Como Presidente del Gobierno de España asumo la responsabilidad de colmar ese anhelo de paz y esa exigencia de máximo respeto, reconocimiento a la memoria, al honor, a la dignidad de las víctimas del terrorismo y de sus familias. La sociedad española conoce el alcance de la tarea que tenemos por delante. Una tarea que voy a desarrollar con prudencia y con discreción. Quiero desde aquí pedir, para esa tarea, la colaboración de los medios de comunicación, teniendo en cuenta el alcance del proceso que vamos a vivir.

A finales del mes de septiembre el Ministro del Interior realizará una nueva ronda de información a todos los grupos parlamentarios, sobre el desarrollo del proceso que hoy abrimos. Muchas gracias.

22 comentarios:

bcn dijo...

Estáis diciendo que el PP no quiere el fin de ETA. Pretendéis darnos a nosotros lecciones de moralidad acusando al PP de querer mantener a ETA. Pero...¿éstos nos toman por imbéciles?. ¿Pretendéis decirnos que al PP le gusta vivir amenazado? ¿Pretendéis decirnos que el PP quiere que ETA, la banda terrorista que ha matado a decenas de sus militantes, siga matando? No Carlos y/ó Jesús, no, vuestro sectarismo no os permite ver más allá de vuestras respectivas narices.

Anónimo dijo...

¡¡ATENCIÓN!!
El Ministerio del Interior desmintió el pasado fin de semana a la agencia Europa Press lo que no se atrevió a desmentir el pasado 4 junio a El País. La agencia de noticias transmitió que "el Gobierno prevé hacer legal a Batasuna con el registro de un nuevo partido antes de otoño al que Interior no se opondrá", basándose en "fuentes gubernamentales". Poco después, Interior difundió un comunicado en el que calificaba como "especulaciones sin ningún fundamento" la información. El 4 de junio, El País publicó a toda página que "Batasuna prepara su legalización para este verano", citando "fuentes conocedoras del proceso de alto el fuego". El País anunció un calendario que coincidía punto por punto con las condiciones exigidas por ETA. Y el pasado jueves, el fiscal del Estado sugirió a Batasuna-ETA que cree "otro partido con otro nombre". No hubo desmentido alguno del Gobierno.
¡¡Éste es nuestro zETAp!!

jo ta ke dijo...

Madison aseguraba que el mayor peligro de un sistema democrático era que una facción mayoritaria de la población decidiera actuar en contra de los derechos de otros ciudadanos, o contra los intereses permanentes y globales de la comunidad.

jo ta ke dijo...

Así que, ETA-Batasuna junto al PNV-EAJ decida con el apoyo del PSE y Esker Batua si los votantes del PP "deben de abandonar la casa". Ya somos más de 200.000 los que tuvimos que exiliarnos. ¿Vendrán a hacernos compañía Nicolás Redondo, Gotzone Mora, Rosa Díez (quienes no son precisamente sospechosos de pertenecer al PP)?

Anónimo dijo...

Lo que ha dicho sobre que "respetaré lo que decidan los vascos" quiere decir que etsá ¡¡avalando un referendum!!
Tenemos que defender nuestra constitución, ¡un arma no es un instrumento de negociación política!¡un arma no es un instrumento de negociación política!¡un arma no es un instrumento de negociación política!

Anónimo dijo...

¡un arma no es un instrumento de negociación política!
¡un arma no es un instrumento de negociación política!
¡un arma no es un instrumento de negociación política!

Fran dijo...

Terroristas y asesinos de todo el mundo;

Os doy mi más sincera enhorabuena. Después de casi 40 años matando, mutilando, extorsionando y en definitiva aterrorizando, después de casi 1 000 víctimas a vuestras espaldas, habeis conseguido poner de rodillas al gobierno. Habéis conseguido destruir el estado de derecho. Habéis conseguido la humillación total de vuestras víctimas. Estábais muertos y ZP os ha resucitado. qué suerte habeis tenido con un presidente que os quiere tanto. Enhorabuena.

Anónimo dijo...

Un día después de acusar en la Ser a los dirigentes del PP de “querer a toda costa que en España siga asesinándose, matándose y que no haya paz”, Santiago Carrillo ha asegurado en la Universidad de Sevilla que hay una “clara incitación al asesinato de Zapatero”.

Para falsas incitaciones a asesinatos, la real amenaza de muerte que, desde las Cortes, profirió el fundador del partido de Zapatero, Pablo Iglesias, contra Maura en 1910. O la de Casares Quiroga contra Calvo Sotelo, poco antes de ser este asesinado; o los casi dos centenares de asesinados en el 11M, con cuyos autores se alinearon los socialistas contra el PP, o el casi millar de asesinatos perpetrados por los etarras que han recuperado sus liberticidas esperanzas y amenazan con volver a las andadas si Zapatero no cumple “sus compromisos”.

fran dijo...

Para mí, los comunicados más creíbles son los de Chapote y los etarras del coche de Trashorras dando coces contra el cristal de la Audiencia. Lo demás son adornos.

¡tachán! dijo...

Esta es la declaración institucional del presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, tras el anuncio del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, del inicio del diálogo con ETA.


"Como todos ustedes saben, el presidente del Gobierno acaba de anunciar la voluntad de establecer un diálogo con la organización terrorista ETA y eso es lo que motiva mi comparecencia para dar a conocer la opinión de mi partido en relación con este asunto. Lo primero que quiero decirles a todos ustedes es que los españoles tienen desde hace ya más de 30 años como gran objetivo nacional acabar con ETA, recuperar la libertad de la que ETA ha privado a muchísimos millones de españoles a lo largo de estos últimos años y que en España se aplique la ley. Ese es uno de los grandes objetivos nacionales, sino el más importante, y el que ha unido a la inmensa mayoría de los españoles a lo largo de todos estos años.

Por tanto, el PP siempre estará presto y dispuesto a conseguir que estos objetivos nacionales se cumplan. Repito, recuperar la libertad en el País Vasco y Navarra y en el conjunto de España, que en España se aplique la ley y que ETA se disuelva. Ese debe ser un gran objetivo nacional compartido por todos.

A partir de ahí, en relación con las novedades que se han producido en el día de hoy, quiero darles a conocer la posición de mi partido No hay grandes novedades en la posición de mi partido desde el día 22 de marzo, fecha en la que ETA anunció la tregua. El día 22 de marzo hice un discurso que hoy puedo repetir en su totalidad, lo cual no debe sorprender a nadie, porque en un tema de estas características no parece lo más razonable cambiar de criterio y decir un día una cosa y otro día la contraria.

Por tanto, voy a resumir la posición que en esta misma sala en la mañana del día 22 de marzo transmití al conjunto de la opinión pública, que reiteré esa tarde en el Congreso de los Diputados y el día 28 de marzo, en una reunión que tuve con el presidente del Gobierno en La Moncloa y que luego transmití a la salida en el propio palacio presidencial al conjunto de la opinión pública. Mi posición entonces y hoy era la siguiente:

Primero, estamos ante la cuarta tregua de la organización terrorista ETA y, por tanto, este asunto aunque sólo sea por experiencia hay que tomarlo con mucha cautela. En segundo lugar, nosotros en aquel momento -yo lo hice, lo expliqué a la opinión pública española- apoyamos al Gobierno para que constatara que la decisión de ETA de dejar su actividad criminal era irreversible, para que constatara que ETA no iba a estar quieta una temporada, sino que iba a estar quieta de manera definitiva, que ETA iba a dejar de matar no una temporada, sino para siempre. Para eso es para lo que nosotros le dimos el apoyo al presidente del Gobierno.

Quiero decir que le dimos el apoyo para lo mismo que el presidente del Gobierno José María Aznar recibió en el año 1999 el apoyo de las demás fuerzas políticas, que es para lo que nosotros le pedimos el apoyo a dichas fuerzas políticas.

Nosotros, en el año 99 le pedimos el apoyo al resto del arco parlamentario para hablar con ETA para ver si su decisión de dejar las armas era irreversible. Y para eso se nos dio el apoyo. Quiero decir también que en aquel momento le dije al presidente del Gobierno, y lo reitero ahora, que no es aceptable ninguna negociación política con una organización terrorista, porque en ese caso los terroristas habrían ganado después de 30 años, porque habrían conseguido su gran objetivo, que era la negociación política y porque de esa manera convertiríamos al terrorismo en un instrumento para hacer política.

También le dije al presidente del Gobierno que durante todo el período siguiente, el Estado de Derecho debía seguir funcionando y, por tanto, el Fiscal debía cumplir con sus obligaciones, igual que la Policía, la Guardia Civil, el Poder Judicial y la Administración Penitenciaria. La ley no descansa. La ley no está en tregua ni puede estarlo nunca en un sistema democrático. Y, por último, le advertí al presidente del Gobierno la necesidad de establecer complicidades y de apoyar a las víctimas del terrorismo.

Esa era mi postura de entonces que, como es natural, es mi postura de hoy. Nosotros apoyamos en su día al Gobierno para que hablase con ETA de ETA, de su disolución y de cuándo dejaba las armas. Pero no apoyamos al Gobierno para que hablase con ETA, con Batasuna o con cualquier otra marca de ETA o Batasuna ni de Navarra, ni del País Vasco ni de España. Esa era mi posición. Le dije entonces al presidente del Gobierno, en mi opinión usted debe hablar con ETA para que ETA deje definitivamente las armas, pero no puede hablar ni con ETA ni con Batasuna de España, ni del País Vasco, ni de Navarra, ni de cosas que sólo le conciernen al conjunto de la soberanía nacional. Esa era nuestra posición, la que he defendido a lo largo de los últimos meses, la que todos ustedes conocen. Creo que era la más razonable, la coherente con lo que nosotros hicimos en el año 1999 y la que persigue lograr los objetivos que persiguen todos los españoles, que son acabar con ETA, recuperar la libertad y que en España prime el imperio de la ley.

Después, al cabo de algunos meses, supimos que el Gobierno y el PSOE estaban dispuestos a reunirse con Batasuna. Quiero decir que esto no es aceptable, porque Batasuna es ETA, según la sentencia del Tribunal Supremo de 27 de marzo del año 2003. Batasuna es ETA y con Batasuna se habla de política. Y si con Batasuna estamos hablando de política, estamos hablando de política con ETA. Por eso no cabe ninguna reunión con Batasuna. Porque estaríamos en el inicio de las dos mesas que plantearon ETA y Batasuna en su última declaración política. Una para hablar de las armas y otra para hablar de política en la que estaría presente la segunda marca de ETA, que es Batasuna. Por tanto, no es aceptable que haya una reunión con Batasuna, porque en ese caso los terroristas habrían ganado, porque habrían conseguido su objetivo, que era la negociación política y porque el terrorismo hubiera quedado en España para siempre como un instrumento hábil para hacer política y para conseguir objetivos políticos. Hay otras razones para que no haya reuniones con Batasuna. Es que es ilegal. Y en España todos, y naturalmente el Gobierno también, estamos sujetos al imperio de la ley y porque además arruinaríamos la que ha sido la política antiterrorista eficaz de estos últimos años, que echó a Batasuna de las instituciones y que, por tanto, le dijo a ETA que mientras no dejaran de matar no podría entablarse ninguna negociación política con ellos.

¿Y cuando se puede hablar con Batasuna? Porque creo que es bueno ser claro en estas cosas. Pues cuando desaparezca ETA y se convierta en un partido legal. ¿Y cuándo será legal Batasuna? Cuando ETA se disuelva. Porque si Batasuna se legaliza antes de que ETA se disuelva, tendremos dos ETAs: una ETA legal, que es Batasuna, que haría negociaciones políticas y otra ETA ilegal, con otro nombre, que sería el garante de que el proceso de negociaciones políticas en el que participara Batasuna le saliera bien a ETA. Cualquier persona normal entiende que no se puede negociar con quien tiene un arma negociadora tan contundente y contra la que es tan difícil de defenderse, como es una pistola. Por tanto, en estas condiciones nosotros no podemos prestar nuestro apoyo al proceso que ha abierto el Gobierno. Y no podemos prestarlo si el Gobierno no rectifica, si el Gobierno no reconsidera su posición, si el Gobierno no le garantiza a los españoles que no va a negociar políticamente ni a reunirse con Batasuna y, por tanto, que no va a negociar con el complejo Batasuna- ETA y si no le garantiza a los españoles que Batasuna no será legalizada mientras ETA no se disuelva.

Mientras esas circunstancias no se produzcan, nosotros no podemos dar nuestro apoyo al Gobierno; y no podemos darlo porque los españoles y los terroristas tienen objetivos distintos. Los objetivos de los españoles son conseguir la libertad, el prioritario, que se cumpla la ley y que ETA se disuelva. Y los objetivos de los terroristas son imponer sus ideas con el chantaje y con el terror. Y con quien quiere imponer sus ideas con el chantaje y el terror, no se puede negociar políticamente nada.

Por tanto, esa es nuestra posición, es una posición coherente con lo que hemos hecho a lo largo de estos últimos años cuando hemos sido Gobierno, con lo que hemos hecho cuando ETA declaró una tregua en 1999, negarnos a una negociación política, con lo que hemos dicho el día en que ETA anunció la tregua el 22 de marzo, con lo que le he dicho al presidente del Gobierno el 28 de marzo y con lo que señalé en el Congreso de los Diputados no hace muchas fechas. ETA, por lo demás, y Batasuna no parece que tengan la firme voluntad o, dicho de otra forma, han manifestado su voluntad radicalmente contraria a aceptar las cosas que le digan los demócratas. Como los objetivos son distintos, es evidente que tenemos que defender los objetivos de la ley, de la democracia, de la mayoría y de la dignidad de la sociedad española, que ha plantado cara durante 30 años y que de ninguna forma puede aceptar que le digan ahora que se ha equivocado y que realmente los terroristas eran los que tenían razón y ahora hay que hacer lo que ellos digan. Eso es inaceptable.

Y, por tanto, mientras las condiciones no cambie y mientras no se den esas garantías a las que antes he hecho referencia, nosotros no podemos apoyar al Gobierno, sobre la base de que para el Partido Popular será siempre un objetivo nacional la recuperación de la libertad y derrotar a la organización terrorista ETA."

¡tachán! dijo...

a usuario anonimo

Es que, en punto a asesinatos, a Carrillo los dedos se le hacen huéspedes. Paracuellos...

fran dijo...

Es que en lo relativo a la ETA da la impresión de que el Gobierno anda como un pulpo en un garaje. El espectáculo de los etarras insultando o coceando en la Audiencia vale por cien declaraciones melifluas sobre la "pá" del "corrá".

Anónimo dijo...

Visita http://www.monclovitas.com/

Carlos dijo...

Bcn, me sorprende que critiques a Jesús y a mí por decir que el pp no quiere el fin del terrorismo (cosa que no hemos dicho propiamente), y en cambio defiendas que el PSOE participó en la muerte de 192 personas. ¿Te escandalizas de lo primero y defiendes lo segundo? ¿Quién tiene motivos para estar más indignado?

A los demás, crítica preventiva, como ya he dicho. ¿Alguien me puede decir a día de hoy qué se le ha concedido a los terroristas? ¿Estáis sordos? ¿O no queréis escuchar? No se paga precio político, se respeta la Constitución y la ley vigente y se respetará a las víctimas en todo momento.

Esto lo ha dicho Zapatero. Pero ya lo he dicho en otros posts, sorprendente que algunos le den más credibilidad a eta que al presidente democráticamente elegido por todos los españoles, como fran. Alucinante la verdad.

Saludos.

Carlos dijo...

Si tanta credibilidad le dais a eta, podríais reconocer de una vez que no tuvo nada que ver con el 11-m, ya que lo ha repetido por activa y por pasiva. Y otra contradicción más. ¿O es que tienen credibilidad sólo para lo que os interesa?

memoria "histórica" dijo...

El Pacto por la Libertades y contra el Terrorismo ha muerto, recemos una oración por su eterno descanso.

Presidente 'democráticamente elegido', ya, como que lo del 11-M no fue un golpe de estado ('actualizado' y 'remasterizado').

memoria "histórica" dijo...

No está en marcha ningún proceso de negociación. Lo que había que negociar hace mucho tiempo que está pactado. Lo único que le queda a Zapatero es ir vendiendo a la opinión pública los distintos pagos acordados: estatuto catalán, relegalización de Batasuna, estatuto de semi-independencia para el Pais Vasco con referendum incluido, anexión de facto de Navarra y salida de presos a la calle. Incluidos, por supuesto, los terroristas con delitos de sangre.

El pago correspondiente al estatuto catalán ya fue hecho efectivo. Ayer, Zapatero anunció el próximo pago de los dos siguientes plazos: derecho de autodeterminación del Pais Vasco y apertura de un proceso de negociación política que desembocará en la relegalización de facto de Batasuna, con el fin de que esos simpáticos muchachos puedan acceder a los cargos municipales que tan buenos frutos les han dado en el pasado a la hora de recopilar datos personales sobre futuras víctimas.

Carlos dijo...

Muy bien memoria histórica, seguid con vuestra crítica preventiva. Contéstame: ¿Ha pasado algo de lo que dices? ¿No puedes esperarte a que pase para criticarlo? ¿Qué cara se te va a quedar cuando nada de eso pase? Te vas a tener que tragar tus palabras, te aviso.

En cuanto a lo de soltar presos, si esa es tu postura lee esto, sé consecuente y critica al Gobierno del pp:


http://www.elpais.es/articulo/espana/PP/concedio/terceros/grados/acerco/presos/ETA/mientras/seguian/asesinatos/secuestros/elpporesp/20060630elpepinac_8/Tes/

memoria "histórica" dijo...

"¿No puedes esperarte a que pase para criticarlo?" ¡Eso es precisamente lo que buscáis!: la inacción, el anestesiamiento, diluirlo en el tiempo. No tenéis el arrojo de la izquierda en Italia, que ella sí somete a referendum un cambio de modelo de estado. Con tu frase se ha visto que pretendéis accallarnos, silenciarnos. "Te aviso" ¿una amenaza?

Para cuando ocurra será tarde, poco importará que os tragueis vuestras palabras.

Carlos dijo...

Yo no busco anestesamiento ninguno, pero me parece que acusar al presidente del Gobierno de entregar la autodeterminación y Navarra a los terroristas es algo parecido a una injuria.

Yo no quiero acallarte, pero por mucho que repitas las acusaciones no vas a conseguir que sean ciertas.

"dios" me libre de amenazarte, yo no voy a hacer tragarte tus palabras, serás tú, si tienes decencia suficiente, el que admitirá que estaba equivocado, y que las acusaciones eran un cúmulo de despropósitos.

No comentas lo del Gobierno popular ¿eh? ¿Ellos no eran "unos traidores de la patria?

memoria "histórica" dijo...

El Pacto por las Libertades y Contra el Terrorismo es posterior.

Lo que no merece comentario es Peces Barba, ¡Conde Pumpido!, etc...

memoria "histórica" dijo...

El habitual altavoz de la organización terrorista ETA, el diario Gara, publicó el 7 de junio una viñeta de su ilustrador habitual Tasio con la que pretende resumir la nueva relación entre los etarras y el Partido Socialista.

¡Una serpiente enroscada en una rosa al modo del puño socialista!