05 junio, 2006

Víctimas

Las Víctimas son nuestra memoria. Tienen todo el derecho a recordarnos que unos asesinos llamaron un día a su puerta para destrozarles a ellos y a sus familias, eso es algo que no debemos olvidar. Nadie debe reprocharles que estén ahí para alzar la voz en contra de lo que creen injusto porque ser víctima del terrorismo no es algo que se haya elegido, es por el contrario una cruel imposición.

El 10 de junio la Asociación de Víctimas del Terrorismo convoca una manifestación en Madrid.
Es posible que muchos de los esloganes que para ese día están preparados busquen la ofensa en sus formas, pero no por eso el Gobierno debe de hacer oidos sordos a su contenido.
Creo que es necesario escuchar a quienes más lo merecen y tratar de lograr acuerdos mínimos, dado que la negociación con los terroristas ni se va a interrumpir ni debe ser interrumpida, desde el punto de vista de muchos entre los que me encuentro.
No importan las cifras, (serán muchos miles), ni que el PP encabeze la marcha. Si importa que esta manifestación es de hecho una manifestación contra el Gobierno.
Sería un error tremendo cerrar la puerta a las Víctimas. No olvidemos lo que les pasa a quienes no saben escuchar

4 comentarios:

atroma dijo...

Jesús, el pp no encabeza la marcha, aun así, estaría ilegitimizado, no por política, sino por victima.

En cuanto a los eslóganes, es algo que lamentablemente nos hemos acostumbrado, centre sus críticas, en anteriores manifestaciones, donde también hubo pancartas contra el gobierno, ofensivas, mal educadas y de un claro color político.

Saludos.

Jesús dijo...

Tienes razón atroma, no será el PP quién encabeze la manifestación, acudirá a ella. Supongo que quieres decir "legitimizado" en tu comentario, lo cual también es cierto, desgraciadamente muchos políticos o familiares de los mismos podrían estar ahí.
La alusión a los eslóganes sólo pretende llamar la atención de quienes tienen que mirar hacia ellos. Este post, de hecho es una reflexión sobre el por qué de los mismos.
Cualquier manifestación popular ya sea del presente o del pasado cuenta con pancartas que pueden resultar "excesivas" dependiendo del color del que mire y de la pasión con que se miren, pero al final siempre queda un mensaje. Ese es el "contenido" o fondo al que me refería y donde el gobierno de turno tiene que prestar la atención necesaria

atroma dijo...

Cierto es “legitimizado”, correcta su apreciación.

Anónimo dijo...

What a great site, how do you build such a cool site, its excellent.
»