03 julio, 2006

Terrible accidente en Valencia.

Al menos 34 muertos al descarrilar un vagón de metro en Valencia. La tragedia ha tenido lugar cerca de la parada de Jesús, en el barrio de Patraix. Además de las víctimas mortales, hay 21 heridos, incluida una mujer embarazada que está en estado muy grave. Desgraciadamente estos sucesos son difícilmente evitables.

Como valenciano no tengo más que animar al ayuntamiento de mi ciudad y a mi Gobierno autonómico a que traten de minimizar las terribles consecuencias. Además de mandar un abrazo a todas las víctimas y familiares. El rey, el Gobierno, Zapatero y Rajoy ya han telefoneado a Camps para mostrar su apoyo a los valencianos. Apoyo que agradecemos, sobre todo porque en ningún momento se ha intentado hacer aprovechamiento político de esta situación, que no deja de ser un accidente fortuito y desgraciado ante el que debemos mostrarnos unidos y volcar todo nuestro apoyo en las víctimas en estos momentos tan difíciles.

3 comentarios:

Mario Toledo dijo...

Sólo faltaba que también hicieran política con esta tragedia, eso ya no tendría nombre,... aunque, no tentemos a la suerte, que visto lo visto no sería de extrañar que mañana nos sorprendiera alguno con declaraciones fuera de toda lógica. Un saludo, seguiré leyéndote, que me parece interesante el planteamiento de tu blog.

Carlos dijo...

Mario, esperemos que nuestros políticos y periodistas tengan el suficiente criterio para no hacer, como tú dices, declaraciones fuera de toda lógica.

Gracias, eres bienvenido siempre que quieras pasarte por aquí.

Saludos.

Laura dijo...

Cierto, Mario y Carlos. Ahora es momento de apoyar a los familiares y a las víctimas y no de usar este accidente como un instrumento más de enfrentamiento. Los accidentes suceden y nadie tiene la culpas de éstos.