25 agosto, 2006

Las razones de la derecha o la tumba de nuestros soldados

Vía Escolar.net y a traves de RinzeWind encuentro y casi no me creo una frase como esta:

"Sólo hay una razón por la que se pudiera apoyar la iniciativa de nuestro sonriente presidente de desplegar entre 700 y 1300 soldados españoles en el sur del Líbano: que ese despliegue sea su tumba."

Esta perla liberal forma parte de un artículo publicado en GEES , cuya lectura completa sólo es recomendable para aquellos que no sean proclives al vómito fácil.
El artículo lo han titulado
Líbano: ¿La tumba de Zapatero?. Ya sólo este encabezado es un dardo que revela mucho de cómo se va a tratar este tema

Cuando desde este blog he tratado de encontrar "ejemplos liberales" que pudieran iluminar la "caduca" existencia de la izquierda, nunca pensé que leería algo similar.

Por supuesto pueden encontrar el mismo artículo en Libertad Digital, panfleto liberal del que beben nuestros opositores.

3 comentarios:

Ruby marmolejo dijo...

Hay algunas noticias y oppiniones, que parece mentira que se digan en España; sólo ocho años de aznarismo han servido para sacar a la luz y dar alas a la caverna derechista más radical de Europa.

Yo no se que pretenden, pero mucha gente que no es sectaria ni partidista y que pudiese algún día por diferentes motivos dejar de votar al PSOE, se van a encontrar sin opciones, pues este Pp dista mucho de ser un partido de fiar con el giro radical que ha dado.

Yo misma en Madrid voto a Gallardón, porque se que es un hombre eficaz, cabal y que cumple su palabra.
Nunca podría votar a este Pp a nivel nacional, y esto a la largo plazo es malo para la democracia.

Pablo Iglesias dijo...

Sin duda alguna esto ya es un déjà-vu. Cuando González estaba en el poder, montaron el sindicato del crimen y paulatinamente fueron aumentando la presión, tensión y crispación hasta límites casi insoportables por el estado de derecho. La jugada, revisando la historia, les salió bien.

Ahora están volviendo a las andadas. Un partido radicalizado y férreo opositor: independientemente de lo que el Presidente proponga, está mal. Como no le pueden acusar de corrupto, le buscan las vueltas donde sea.

La gran diferencia con respecto a la Época González, es que por más que lo intenten, no han conseguido mellar la confianza del espectro de voto afín al PSOE. Y según pasa el tiempo, se va consiguiendo el efecto contrario: Se empieza a mellar la confianza del propio electorado de base del PP (aunque en números tan pequeños como un 1-2%).

Nividhia dijo...

Que gente mas friki hay en el periodismo.