11 noviembre, 2006

Ibañez, ¿una batalla perdida?

Después de la polémica iniciada desde aquí con respecto al tema de Mortadelo y Filemón y en defensa de la integridad de Ibañez , tengo la sensación de que la cruzada que comenzó en Hazte Oir mediante la redacción de una carta tipo atacando al ilustrador ha tenido cierto éxito.
Han sido cientos los comentarios que he podido ver en este y en otros foros apoyando al ilustrador y denunciando las malas artes de los ultraconservadores católicos. Pero nuevamente los ataques han comenzado y esta vez lo hacen con más virulencia si cabe. Vean este titular de Ediciones Católicas:

La progresía se escandaliza porque critican al gran Ibáñez, autor de Mortadelo y Filemón.

O este otro del mismo corte en el Confidencial Digital:

A Francisco Ibáñez, creador de Mortadelo y Filemón, por utilizar las viñetas infantiles para prodigarse en burlas hacia la Iglesia Católica

Periodista Digital sin embargo se suma a la defensa de Ibañez:

Católicos ultras contra Mortadelo y Filemón

Por ahora, los obispos no han reaccionado, pero los grupos conservadores están presionando al portavoz de la Conferencia episcopal, padre Martínez Camino, para que desautorice públicamente el cómic de Ibáñez.

Yo cada vez que analizo la noticia en cuestión, el asunto sigue pareciéndome una broma de mal gusto. Parece que una parte de la sociedad ha decidido andar hacia atrás cuando de libertad de expresión se trata, pero como siempre esta sólo es mi opinión.
Desde aquí yo sólo puedo apelar a la inteligencia de los que esto leen y proponer no un modelo predefinido de carta como ellos hacen, sino una iniciativa individual de todos aquellos que lo deseen escribiendo a sugerencias@edicionesb.es en la que se critique la actitud de los extremistas anti-Ibañez y se apoye la labor de quien tanto nos ha hecho disfrutar desde siempre.
Estoy seguro de que somos muchos más.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Asunto: ¿Pero qué coño dicen de que si un Hereje?.

Hola.

Unas letras por ofrecerme a firmar en favor de cualquier iniciativa tendente a sostener la frescura y sorprendente agilidad de los entrañables Mortadelo, Filemón &Family.

Un estilo, el de Ibáñez, desternillante. De estupendo rato.

Juan Nadie.
Suscriptor voluntario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Anónimo dijo...

Al final pasó lo que tenía que pasar:

Este verano, cuando los legiones de islamistas integristas querían cortar cabezas por las viñetas de Mahoma, esos mismos empezaban que si libertad de expresión, que si Europa no se pliega ante el integrismo, blablabla.

Meses más tarde, las legiones de cristianos integristas quieren cortar cabezas por las viñetas de Ibáñez. Estos ahora olvidan todas esas cosas tan bonitas que decían sobre libertad de expresión y Europa no se pliega ante el integrismo (en este caso católico). Hipocresía y doble rasero.

¿Distintas? formas, distintos mensajes.... pero iguales en el trasfondo.

Salud.

Anónimo dijo...

La carcundia ataca de nuevo, ánimo Ibáñez, he sido un lector casi compulsivo de tus viñetas, Mortadelo y Filemón, Pepe Gotera y Otilio, Rompetechos, El botones Sacarino, 13 Rue del Percebe, y ahora vienen estos fascistas meapilas a joder la marrana, anda y que les den.

Gab dijo...

Animo Ibáñez. Seguro que has lidiado con peores fascismos anteriormente. Una pena que resurjan estas actitudes, pero lo importante es no ceder.

bart dijo...

Hola,

me parece tercermundista. Somos muchos los que nos hemos aficionado a la lectura con Ibañes, que nos ha regalado momentos inolvidables. Que esta panda de individuos se escandalice por esas viñetas es irrisorio. Se trata de integristas, peligrosos que deberían estar más preocupados por otras inmoralidades contra las que no se manifiestan, como la violencia contra las mujeres (la iglesia siempre las ha recetado paciencia y templanza), la desigualdade sociales (salvo Jesucristo, ni Dios se ha movido al respecto), el hambre, la guerra, la enfermedad y el poder absoluto de los que manipulan nuestras vidas con el miedo, entre otros los curas y las monjas. Claro, no van a manifestarse contra las bases de su negocio y sí contra un creador de admirable talento.

En definitiva: IBAÑEZ, no hagas ni caso a esta banda de meapilas fascistas.

Anónimo dijo...

si los musulmanes se ofenden por las caricaturas de mahoma, y la izquierda les apoya y dice que hay que entenderlos
¿por qué no hacer lo mismo con los católicos? si algo les ofende hay que entenderlo, no criticarles por ello ¿no?
¿o es que una religión es mejor que otra?

Anónimo dijo...

El problema real es que la Iglesia no termina de asumir que vivimos en una democracia y se sirve de cualquier excusa para atacar a aquellos que defienden toda libertad.Su única arma es azuzar a su rebaño de ovejas para que se lancen a la calle a quemar libros, como en la Inquisición. Yo nací en el 82, época de cambios, del destape y de leer El Jueves y a Mortadelo, soy mujer y me crié en un pueblo donde una mujer soltera, con estudios e inquietudes era una extraña.Viva la libertad de expresión!!