10 enero, 2007

Por la paz, contra el terrorismo

Parece que manifestarse por la paz y contra el terrorismo no es una opción lo suficientemente clara para todo el mundo. Algunos, de estas palabras, inventan engaños y extraen conclusiones falaces hasta el punto de llegar a las amenazas.

Algunos tienen muy claro que ganar las próximas elecciones es un objetivo mejor que una posible unidad contra el terrorismo, porque si no, no se explica el porqué de esta campaña difamatoria contra todo y contra todos, como si el objetivo no fuera común, como si la lucha contra ETA estuviera en un segundo plano por detrás del plano principal: desgastar al gobierno hasta hundirlo, si esto fuera posible.

Me doy cuenta de que somos más los que citamos a ETA como enemigo, los que nos situamos muy por encima de la absurda manipulación a la que tratan de someternos aquellos cuyo odio se centra , cada vez con mayor virulencia, sobre los colectivos que suenan a izquierda.

Lo que hoy tengo muy claro es que esta es una manifestación a la que podemos acudir todos porque el lema con el que se convoca sólo puede ofender a los asesinos y porque las víctimas del atentado de la T-4 merecen perdurar en nuestro recuerdo

5 comentarios:

zalakain dijo...

Por el referéndum de autodeterminación del País Vasco. Pásalo.

Kurtz dijo...

Yo voy a estar en la manifestación del sábado porque quiero la paz de una vez por todas en el País Vasco

Raúl Pleguezuelo dijo...

El sábado, allí estaré.
Saludos.

Jesús dijo...

Saludos, allí nos veremos todos contra ETA. Todos los que sabemos que a pesar de las elecciones futuras, el terrorismo es nuestro único enemigo. todos los que a pesar de los errores cometidos, si es que alguien quiere llamarle error a tratar de vencer al terrorismo con el diálogo, creemos en la paz y, claro que sí, en la libertad.

Pablo Iglesias dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, Jesús. Quienes decían representar a las víctimas, son los mismos que no dudan en tirarlas a la basura y olvidarlas, pues ahora ya no dan el rendimiento electoral buscado.

Ahora mismo la situación de ETA es harto compleja. Por un lado está su bicefalia (Josu quiere la paz, Txeroki seguir con las armas), por otro la falta de acuerdo ETA-Batasuna, y por último la presión de los presos, quienes no han perdonado a la banda que hayan dado al traste con el proceso. Hay resentimiento dentro de sus propias filas, y mucho.

Por ello es necesaria la presión ciudadana, que les haga dividirse más todavía, que se vean más solos que nunca. La paz, ha de lograrse.

Salud y Libertad.