09 marzo, 2007

Manifa

4 comentarios:

Pablo Iglesias dijo...

Tremendo vídeo. Los autores parecen haberse olvidado del Zapatero al paredón, y Zapatero, al hoyo con tu abuelo.

Espero impacionte para comprobar cuántos miles de millones de manifestantes habrá el sábado en Madrid (según la CoPPe, y según el InMundo, por supuesto).

Salud y libertad.

Carlos dijo...

Jesús, el vídeo está muy currado, me he reído un montón.

Anónimo dijo...

Mucho Aznar, mucho Aznar y tenemos otra realidad:

¿Cómo se llama el juez que ha avalado la prisión atenuada para De Juana Chaos en 2007?

El juez de vigilancia penitenciaria José Luis de Castro.

http://www.europapress.es/noticia.aspx?cod=20070301130213&ch=66

¿Cómo se llamaba el juez de vigilancia penitenciaria que dio los 175 a De Juana por su libro?

José Luis de Castro.

http://www.elmundo.es/papel/2005/03/18/espana/1772280.html

Anulados por el mismo Juez Bermúdez que ahora preside al juicio del 11 M.

Jesús dijo...

...Castro es miembro de la asociación progresista y minoritaria en la carrera judicial Jueces para la Democracia. Como experto en Derecho Penitenciario, participó en la redacción de las normas cuyo incumplimiento en el caso De Juana se le echa en cara desde el PP. Es decir, que se ha permitido a este etarra cumplir en su casa la condena restante a pesar de que ni se ha arrepentido de sus 25 muertes ni ha tratado de resarcir a las víctimas. Ambos requisitos son necesarios para acceder a la libertad condicional o al tercer grado, pero no para acceder al segundo grado (que es el otorgado a De Juana) con aplicación del artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario. Si el Gobierno hubiese pedido a Castro el tercer grado o la libertad condicional de De Juana, Castro "la habría denegado, porque el terrorista incumple esos requisitos", afirman las citadas fuentes.

Días antes de autorizar el traslado de De Juana a un hospital de San Sebastián, Castro se presentó en el hospital Doce de Octubre de Madrid (donde el etarra era alimentado por la fuerza tras 110 días en huelga de hambre) y habló con los tres médicos que le atienden, ajenos a Instituciones Penitenciarias. Los tres le dijeron que la posibilidad "de una muerte súbita" rondaba la vida del preso.
...seguir leyendo aquí