11 abril, 2007

Catalanes y "españoles de bien": el problema de la lengua

Cataluña esta en su derecho de hacer lo que actualmente está haciendo con lo que respecta a su lengua, otra cosa es que sea lo correcto. Siempre he pensado que las lenguas sólo tienen sentido, (y futuro), cuando sirven para unir y no cuando se encierran en si mismas. Bajo el amparo del odio nadie oculta ya las pretensiones nacionalistas que obligan al catalán a fluir al son que le marcan los políticos. Pero ninguno parece entender que una lengua esta viva realmente cuando no hay “académicos” que le marquen el paso. La imposición no es precisamente el mejor método para que una lengua funcione como tal.

Personalmente no me cuesta reconocerle al catalán el estatus que merece y ni por asomo me atrevería a exigir a ningún nativo de esta comunidad que me entendiera por obligación. Ni soy partidario de imponer a nadie nada, ni de que me impongan, por eso cuando he tenido la suerte de viajar a Cataluña he hablado como se y siempre he tenido la sensación de ser entendido, si alguien respondió en su idioma traté de entenderle y si no simplemente le pedí que me lo repitiera. Supongo que eso es lo correcto

Dejando a un lado la política que se está haciendo en Cataluña, sería muy fácil por mi parte echarle la culpa de todo lo que nos separa a los catalanes, y con ello me refiero a la típica actitud muy arraigada en los “españoles de bien” que infravaloran por principio cualquier lengua que hablada en “su territorio” no sea el castellano. Eso sí, pongan a este mismo españolito unos kilómetros más arriba y se desvivirá por entender a un francés o a un ingles tirando de diccionario al uso.

Y en ese punto es en el que llevan chocando las diferentes culturas que definen a este Estado desde hace ya muchos años. El rechazo es el principio del odio, el mismo del que se nutren nacionalistas los unos y patriotas los otros

¿Y cual es la mejor estrategia para mejorar esta situación? Pues uno que es de Madrid se avergüenza cuando ve que desde esta comunidad no se plantea mejor solución que la de aumentar un poquito más la crispación emitiendo desde la televisión de todos los madrileños un video que sólo refleja lo peor que han podido encontrar, los mejores ejemplos, siempre que le sirvan electoralmente a Aguirre y ya de paso a la derecha más sectaria y tradicionalista.

Aprendamos a respetar a los catalanes primero y luego, si hace falta, critiquémosles

3 comentarios:

Una mujer desesperada dijo...

me gusta ese guante que lanzas al final. yo soy gallega, aunque mi lengua materna es el castellano, y entiendo perfectamente la protección al idioma más en peligro. creo que el reportaje de telemadrid, que no he visto, se pasaba bastante de la raya... pero, como decimos aquí, eche o que hai! mientras los gobernantes usen las televisiones públicas a su antojo seguirán haciéndonos sonrojar.

maki dijo...

Ayyyyy cuanto tienen que aprender de personas como tu los demas , esto es respeto y lo demas cuentos

dices derecho y respeto y otra cosa q sea correcto , pues asi es como pienso yo ,a mi me molesta la verdad ir a otra ciudad mas de españa y no poder entenderme por no saber su lengua , pero como bien dices cuando he ido yo tampoko he tenido ningun problema por lo kual no hay que gererar ninguna crispacion , pero claro q van hacer si no ,aunque podian hacer algo de polítika verdad ??

salud ;)

lupesan13 dijo...

¿Por qué no vamos todos un poquito más allá? Está claro que todos hemos ido de "turistas" y no hemos sufrido ningún trauma

Pero, ¿Por que no lo vemos desde el punto de vista de unos padres de familia que viven en Cataluña con 2 hijos y que le gustaría que sus hijos creciesen y se desarrollaran culturalmente utilizando"libremente" los 2 idiomas en todos (y lo subrayo) los órdenes de la vida?

Seguro que más de uno me podría llamar demagogo pero pienso así.

El respeto debe empezar con los propios catalanes que no comparten un ultranacionalismo impuesto, cargado de un odio histórico y amparado en fantasmas del pasado.

¡Que pena que un pueblo tan rico social, cultural y economicamente se deje manipular así!