21 abril, 2007

Inmigrantes y regularización

A veces las cosas no son tan fáciles de solucionar como parecen.

Algunos criticaron duramente la política de nuestro gobierno cuando se tomo la decisión de regularizar a inmigrantes que permanecían en nuestro país trabajando de manera ilegal y sufriendo la explotación de empresarios sin escrúpulos, en muchos casos.

Hoy Alemania y Holanda, quizás los más críticos con España cuando esto ocurrió, han cambiado de opinión y han decidido obrar de forma similar a la española actuando directamente sobre el problema.

Mientras que en el caso de Holanda el proceso afecta a refugiados que no pueden ser expulsados del país, pero tampoco han obtenido el asilo político, en el caso de Alemania el programa incluye a las personas que viven en el país desde hace más de seis años, la cifra sería de un máximo de 100.000 y un mínimo de 40.000 personas.

Este viernes, la secretaria de Estado de Inmigración española, Consuelo Rumí, señaló que los anuncios de Holanda y Alemania "vienen a poner las cosas en su sitio y dejan en evidencia algunas críticas falaces e infundadas que se llevaron a cabo en aquel momento". "Nuestro respeto va a ser absoluto, el mismo que reclamamos para nuestra posición", agregó

Madrid Digital

No se como verá este tema la derecha conservadora de este país, representada por el PP, que tanto ruido armó esgrimiendo como único argumento el "efecto llamada": ariete contra cualquier iniciativa de regularización. No se tampoco que solución habrían aportado ellos de haber estado en el gobierno, pero prefiero no saberlo.

6 comentarios:

Raúl Pleguezuelo dijo...

La derecha ya demostró lo que harían, los dejaban pasar en tropel y hacían la vista gorda para que sus amiguetes les pusieran a trabajar en negro y sin cotizar por ellos, más de un pepero se forró y se sigue forrando a costa de la mano de obra no regularizada.
Saludos.

Pablo Iglesias dijo...

Yo creo que Raúl ha respondido perfectamente a la pregunta de qué hubiese hecho el PP en el gobierno.

Este cambio de tornas refleja muy bien la hipocresía de algunos gobiernos (y también de algunos partidos), que rasgan sus vestiduras ante una decisión realizada para resolver el problema de la población inmigración ilegal de raíz, para luego imitar dicha decisión. Se vuelve a cumplir ese sabio refrán castellano que dicta el tiempo pone a cada uno en su sitio.

Salud y libertad.

animalpolítico dijo...

Estoy esperando que salga Rajoy a poner verde a su amiga la cancillera Merkel y que suelte eso del "buenismo ridículo"... En cualquier momento saldrá...

Roberto dijo...

Demasiada doble moral se consume últimamente en Europa, recién importada de las tesis neocon estadounidenses, pero como en todos los sitios se cuecen habas, luego pasan estas cosas y se les ve el plumero.

Un saludo.

maki dijo...

Pero esto todavia debe de estar mas penalizado o regulado o como sea todavia hay mucho aprovechado en este tema

Por mi parte q digan lo q quieran los peperos ,ya es hora q esto se normalice xd

salud

Anónimo dijo...

La que se tiene q normalizar eres tu, maki... Dios, que fea eres