11 junio, 2007

el terrorismo como ariete

Parecería mentira hace pocos años estar hablando de fracaso en una reunión en la que los dos partidos más importantes del país discuten sobre la estrategia a seguir contra el terrorismo.

Aunque las cosas hoy han rodado por el camino de la reconciliación no nos terminamos de creer que después de todo lo dicho, de tantos desencuentros, las dos cabezas de quienes nos representan hayan opinado lo mismo durante hora y media.

Lo cierto es que el enemigo siempre ha sido el mismo y nunca ha dejado de serlo, siempre ha sido objetivo a derribar con tregua y sin ella. Pero esta tregua lo cambió todo, tanto que hasta se inventó una nueva forma de hacer política desde la oposición: el terrorismo como ariete, o lo que es lo mismo resumido en una sola frase "Si no le ponen bombas es porque ha cedido".

La novedosa estrategia tuvo bastante éxito desde el principio, ¿cómo podía fallar si apelaba a los sentimientos más básicos de la mayoría?. Se trataba de invadir las calles con los recuerdos más dolorosos, de resucitar iconos y de destruir cualquier esperanza que pudiera tener algo que ver con el diálogo hasta el punto de demonizarlo. Pero esto no hubiera funcionado del todo sin el segundo ingrediente del cóctel: la exageración sin límites.

Sería ridículo recordar todo el proceso en este espacio, ahí tienen las hemerotecas o el histórico de este blog para quien quiera ver una opinión más cabreada.

El caso es que ahora vamos juntos, después de todo porque ETA es una gran nación…perdón, España es una gran nación sólo comparable con algunos accidentes.

1 comentario:

maki dijo...

Y esto como se come ???? ahora hablamos de qué ,me pregunto yo ????

Ayyyy si supieramos lo que se siga allí Jesús ,,,, ellos se lo guisan y ellos se lo comen , sabes ,,,lo que yo hubiera dado por estar en esa conversación Mmmmmmmmmmm, me hubiera sorprendido ???? seguro que si

salud amigo