02 diciembre, 2007

Odio a ETA: ETA no

Es la hora del odio.

La hora de manifestar el profundo desprecio y el tremendo asco que nos producen los asesinos. La hora de escupir sobre el suelo que pisan ellos y los que les han educado.

Que la justicia sea justa con esta lacra y que se situé a esa altura que está por encima de los deseos de este pueblo al que le gustaría ver, por fin, a la mierda enterrada. Que sea la razón la que juzgue a la sinrazón y que sus familias lo vean, pero si fuera posible, que fueran a verlo muy lejos de esa "patria" vasca con la que les han lavado las neuronas y por la cual lo único que hacen es lo poco que sus limitados cerebros pudieron aprender: disparar por la espalda a seres humanos y quemar autobuses.

Cuando os cojan, asesinos, porque os van a coger pronto, haced el favor de ahorrarnos el asqueroso espectáculo de mearos en los pantalones, y de mirar a la cara a quien os pone las esposas. Levantad por una vez en vuestra vida la cabeza, porque seguro que en la mirada de quien os detiene aprenderéis algo de dignidad